La Palabra de Dios demostrado por medio del pueblo de Dios

Nuestro objetivo como iglesia es traer honra y gloria a Dios y al Señor Jesús, el Cristo, por medio de nuestras vidas, viviendo de acuerdo a lo que enseñaban los apóstoles y profetas en la Biblia. Buscamos la unión con otros cristianos, una unión basada en una mutua devoción a la Biblia y la obediencia personal a lo que esta nos enseña. Reconociendo que las divisiones entre las iglesias tienen sus raíces en las opiniones humanas y a veces en la ignorancia de la verdad por predisposiciones teológicas, buscamos conocer bien lo que Dios enseña por medio del estudio cuidadoso de la Biblia y la aplicación de estos preceptos a nuestras vidas.

 

Nos preguntan “¿Qué prohíbe su Iglesia?” Nosotros respondemos: “Nuestra congregación no es basada en las prohibiciones sino en poder. Nosotros podemos vencer al vicio con la ayuda de Cristo. Nosotros podemos tener una vida matrimonial y sexual agradable a Dios por medio de obediencia a Sus instrucciones en la Biblia. Nosotros podemos disfrutar de la vida porque Dios nos a ayuda a escapar de las tentaciones que debilitan y destruyen a los humanos. Nosotros podemos conocer la voluntad de Dios por medio del estudio de Su palabra – la Biblia. Nosotros podemos vivir en paz. Nosotros podemos triunfar en la vida y vencer a los obstáculos que nuestro enemigo, satán, nos pone.

 

En donde la Biblia habla, nosotros también. En donde la Biblia no comenta, reconocemos el derecho de tener opiniones distintas. El amor es la marca del verdadero discípulo de Jesús el Cristo y esto es lo que buscamos entre nosotros. La Biblia afirma que Dios nos creó para buenas obras y los líderes en la iglesia preparan a los demás para utilizar sus talentos y dones para el bien de la sociedad y de la iglesia. Nosotros queremos que cada persona aprenda a servir a Dios, utilizando los talentos que Él le ha dado.

 

El apóstol Pablo escribió en la Biblia instrucciones muy claras acerca de cómo realizar las reuniones de la iglesia. Nosotros obedecemos estas instrucciones, reuniéndonos con decencia y orden. Los objetivos claros en cada reunión son edificar a los participantes y ayudarles a crecer tanto en el conocimiento de la Palabra de Dios – la Biblia – como en su unión con el Cristo y los demás cristianos.

 

Teniendo en cuenta que el deber de la iglesia es servir a la sociedad y ser las manos de Dios para servir a los que fueron creados a Su imagen, buscamos formas de ayudar a nuestros conocidos y vecinos. Dios nos llama al servicio y de la misma forma que el Cristo vino para servir nosotros también queremos servir a los demás.

 

La Biblia es la última autoridad, esta no ha cambiado desde que fue terminada al fin del primer siglo. Por ella podemos juzgar a las enseñanzas y conocer la voluntad de Dios en nuestras vidas. No solo leemos la Biblia, la escudriñamos así como los berréanos mencionados en el libro “Los Hechos De Los Apóstoles” nos dieron ejemplo, escudriñando diariamente las escrituras para ver si el apóstol Pablo tenía la razón. La Biblia es la base de cada enseñanza en la iglesia y es el fundamento de una vida agradable a Dios.

 

Si quieres aprender como seguir a Dios y como ser agradable a El, te invitamos a estudiar con nosotros Su palabra. Ofrecemos clases especiales para los que quieren aprender más de la Biblia. Nuestro objetivo es ayudar a la gente a conocer la voluntad de Dios en sus vidas. Puedes contactar la iglesia cristiana por medio del teléfono 325-2910 para recibir mayor información.

 

Nos reunimos cada Domingo a las 9:00 de la mañana en el barrio El Porvenir, Calle 33 #10B-05 con el fin de aprender como servir a Dios y ser agradables a Él en nuestras vidas.

 

Que Dios te bendiga es nuestra petición y deseo.

Versículo del Día
―No tengas miedo, María; Dios te ha concedido su favor —le dijo el ángel—. Quedarás encinta y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús. Él será un gran hombre, y lo llamarán Hijo del Altísimo. Dios el Señor le dará el trono de su padre David, y reinará sobre el pueblo de Jacob para siempre. Su reinado no tendrá fin. — Lucas 1:30-33
Conectar via Facebook



Olvidaste?

Copyright © 2011. All Rights Reserved.