La Palabra de Dios demostrado por medio del pueblo de Dios

Los de la fe cristiana forman el grupo de personas más perseguidas por su fe en todo el mundo.  En promedio, por lo menos 180 personas cristianas son matadas cada mes por su fe alrededor del mundo.  En más de 60 países en el mundo los cristianos son perseguidos por sus gobiernos o por sus vecinos sencillamente por su creencia en Jesús el Cristo.  En 41 de los 50 países más infractores de los derechos religiosos de los cristianos los perseguidores son miembros extremistas y fanáticos de Islam.

Aún los seculares reconocen el derecho a la libre conciencia y la fe individual. El artículo 18 de la “Declaración Universal De Derechos Humanos” dice:

Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; este derecho incluye la libertad de cambiar de religión o de creencia, así como la libertad de manifestar su religión o su creencia, individual y colectivamente, tanto en público como en privado, la enseñanza, la práctica, el culto y la observancia.

Infelizmente, muchos hacen caso omiso a ese derecho.  La historia nos muestra que aún entre personas que se llaman cristianos se ha practicado la persecución.  Pero esta anomalía va en contra de las claras enseñanzas de La Biblia y el Fundador de la fe – el mismo Jesús de Nazaret, el Cristo.  En Isaías, el primer capítulo, Dios dice:

»Vengan, pongamos las cosas en claro
—dice el Señor—.
¿Son sus pecados como escarlata?
¡Quedarán blancos como la nieve!
¿Son rojos como la púrpura?
¡Quedarán como la lana!

Otra forma de traducir este pasaje de la Biblia dice “Vengan, razonemos juntos, dice el Señor…” Las instrucciones del apóstol Pablo en Romanos 12 son:  No se amolden al mundo actual, sino sean transformados mediante la renovación de su mente. Así podrán comprobar cuál es la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta. Esto no deja campo para la persecución de personas que difieren a uno en sus opiniones y creencias.  Al contrario, nos urge aprender a razonar y apelar a las personas por la razón, no por la fuerza.

En el mes de Noviembre estamos orando a Dios por las personas alrededor del mundo que están sujetas a la persecución por razón de su fe en Jesús.  No porque los vamos a olvidar el resto del año sino porque en el mes de Noviembre vamos a hacer énfasis sobre el tema.

Versículo del Día
―No tengas miedo, María; Dios te ha concedido su favor —le dijo el ángel—. Quedarás encinta y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús. Él será un gran hombre, y lo llamarán Hijo del Altísimo. Dios el Señor le dará el trono de su padre David, y reinará sobre el pueblo de Jacob para siempre. Su reinado no tendrá fin. — Lucas 1:30-33
Conectar via Facebook



Olvidaste?

Copyright © 2011. All Rights Reserved.